seleccion-isis

En un comunicado el Isis justificaba, hace algunas semanas, los atentados contra seguidores del Real Madrid porque, para ellos ser aficionado al fútbol era «contrario a los valores de un buen musulmán».

Vista la actitud de algunos aficionados radicales en esta Eurocopa de Francia; rusos, ingleses, alemanes o ucranianos por ejemplo, se están replanteando los barbudos líderes de Isis esta apreciación y ya ven que sus seguidores podrían ir encajando con algunos de los valores de ciertos «aficionados al fútbol» y se prevé, que en breve, podrían anunciar (con una campaña publicitaria de atentados masivos) su deseo de formar selección nacional, el Estado Islámico, cuyos seguidores, como es sabido, disponen, desde hace mucho tiempo, de estupendos campos de entrenamiento aún mejores que los de los «aficionados» radicales rusos… Para los partidillos de entrenamiento de la selección del Estado Islámico, a falta de pelotas de fútbol, no me quiero ni imaginar qué pretenden usar pero, sólo por dar una pista, indicar que los mayas, en su juego de pelota, utilizaban el cráneo del jefe del equipo perdedor para hacer el centro de cada nueva pelota… y estos son todavía mas bestias.

Como el próximo mundial ya está cerca, será el 2018, y además en Rusia, el espectáculo está asegurado, y en la Federacion de Futbol del Isis no quieren perder la ocasión: se presentarán con su habitual indumentaria negra con los números en sangre… sus aficionados viajarán sin entrada y el espectáculo, como todos los protagonizados por cualquiera de las hordas de radicales descerebrados que ha habido y habrá, no lo darán sobre el terreno de juego, en el que hay que competir respetando reglas y valores, ni en las gradas animando y aplaudiendo… lo darán, como no puede ser de otra manera, en las calles de las ciudades, contra ciudadanos indefensos, haciendo una quedada o contra cualquiera o cualquier cosa que pase por ahí… De momento no tendrán equipo femenino de fútbol aunque se están planteando muy seriamente formar un equipo de natación sincronizada en el que arrojarán a la piscina con la indumentaria oficial, el burka, a las componentes de la selección que se compondrá forzosamente de aquellas mujeres que precisamente sean sorprendidas en la vía pública sin el obligatorio atuendo…