fotos-pineda

En el convulso siglo XIX español Mariana Pineda nació en Carera del Darro en Granada el 1 de septiembre de 1804 y se distinguio por su valiente lucha contra el absolutismo de Fernando VII y tras su muerte habría de convertirse en referente del liberalismo del siglo XIX y del romanticismo español.

Huérfana de padre con apenas un año, fue dada en adopción y con tan solo quince años contrajo matrimonio con Manuel de Peralta y Valte militar retirado y liberal que apoyaba la Constitucion de 18012 , del que enviudaria tres años después. Fue su primer esposo quien avivó en ella la llama de los ideales liberales..

En 1820 el coronel Riego hace una proclama que inagura el trienio liberal en la que el rey Ferando VI pasa a un segundo plano y se toman medidas como la desaparicion de la Santa Inquisición en 1823 o la desaparicion de los mayorazgos. El rey pide ayuda a la Santa Alianza y los franceses que envían a los 100 mil hijos de San Luís que terminan con el trienio liberal. Comienzan las persecuciones a los liberales durante más de una decada.

Pineda inicia su activismo político a partir de 1824 a raiz del encarcelamiento de su primo el oficial liberal Fernando Álvarez de Sotomayor y lo hace acudiendo a las carceles y ocupándose de presos liberales y sus familias. Mariana urde un plan para liberar a su primo de la cárcel llevandole al presidio unos hábitos de monje y una barba postiza que permite a su primo escapar disfrazado de un seguro fusilamiento. Aunque en el juicio posterior no se pudo demostrar su implicación en la fuga de su primo Fernando, es a partir de entonces cuando Mariana esta en el punto de mira de los absolutistas El Ministro de Justicia Francisco Tadeo Calomarde comisionó a Ramon de Pedrosa y Andrade como alcalde del crimen en Granada con objeto de reprimir a los constitucionalistas, este se enamora de la bella Pineda y la pretende pero esta lo rechaza y despechado busca cualquier excusa, testigo o prueba para inculpar a Mariana con el fin de que esta acceda a su deseos. Ante su firmeza finalmente lo que condujo a la definitiva detención de Pineda fue la acusación de bordar una bandera con supuestos símbolos masónicos-revolucionarios con las palabras «Igualdad, Libertad y Ley».

Posteriormente sería ajusticiada el 26 de mayo de 1831 a la edad de 26 años a garrote vil y, a pesar de presiones y torturas, no denunciaría nunca a otros liberales para salvar su propia vida.